Chismorreos

 

En contra de lo que personalmente tenía asumido, Yuval Noah Harari, afirma en su libro <<SAPIENS>>, que los chismorreos y el hablar sobre otros ha sido clave en la evolución de nuestra especie. Era “la forma” que tenían nuestros antepasados (y pienso que aún tenemos) de pasar información de unos individuos a otros, de crear relaciones y mantener a la tribu unida y cohesionada; de sobrevivir. Reflexiono entonces sí el “chismorreo” puede ser algo positivo dentro de las organizaciones, como vehículo que ayude a conocernos mejor y mantenernos unidos entorno a un mismo objetivo.

Creo que crear organizaciones con culturas robustas, de mejora constante, que superen momentos de incertidumbre y donde los miembros de la misma permanezcan unidos, pasa por dotar a la organización de herramientas y espacios (físicos o digitales) donde gestionar todas sus conversaciones, sean formales o informales. Pero de nada sirve crear estos espacios donde se comunique, donde se comparta información, donde al final, todos los colaboradores obtengan el feedback que necesitan para conseguir sus objetivos, si el liderazgo no está preparado para recibir y gestionar esa información. Si no es así, debemos estar preparados a que la cultura de la organización se este creando, solo, con conversaciones junto a la maquina de café.

Normalmente ponemos la responsabilidad, de comunicar y de dar feedback, en los hombros de nuestros colaboradores, cuando muchas veces, el liderazgo de la organización no está preparado para recibirlo. Abrir la organización a una cultura de feedback, pasa primero por abrir al liderazgo a una cultura de escucha y servicio. Para ello, no queda otra que plantearnos qué tipo de competencias estamos buscando en nuestros lideres y qué tipo de comportamientos potencia o “castiga” la alta dirección (cuáles son los modelos dentro de la organización donde nos miramos y donde aspiramos)

No tengamos miedo pues al “chismorreo”, si como organización medimos, analizamos y actuamos en tiempo real sobre lo que los colaboradores piensan, sienten y demandan. Bienvenida la máquina de café como espacio donde crear una cultura de empresa fuerte y donde, porque no, pasar unos buenos momentos con nuestros compañeros de trabajo 🙂

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s