El Cubículo de hamsters II

Cuando hablamos sobre como desarrollar mejores entornos de trabajo, hay un hecho que muchas veces pasamos por alto; los espacios físicos, que condicionan tanto las relaciones de los miembros del equipo así como su productividad.

 

Una de las primeras decisiones que adopté como director de un centro de Decathlon fué la de eliminar un open space que estaba situado justo en la línea de cajas de cobro. Mi argumento para tomar esa decisión fué el de que mantener la concentración en un espacio con tantas distracciones y ruído era imposible, entonces, decidí trasladar el open space a una sala cerrada. La siguiente decisión fué la de eliminar los despachos de la anterior dirección. El sentido de esta medida era el de reducir la sensación de jerarquía y mostrarme más disponible y cercano con los equipos.

 

Ciertamente la cercanía y la disponibilidad para los equipos de tienda, tanto mía como de los managers, mejoró notablemente. La confianza a través del contacto diario era una realidad después de mucho tiempo y yo me sentía muy satisfecho por estos avances. Pero un efecto perverso de estas medidas se empezó a mostrar de manera evidente y no he sido consciente hasta hace más bien poco.

 

En el 2014 me debatía entre el gran convencimiento que tenía (y tengo) de la productividad y eliminar todo símbolo de poder entre los que se encontraba “el despacho” El crear un open space fuera de la línea de cajas, más tranquilo y abierto a todos los colaboradores El cubículo de hámsters, trajo consigo consigo bastantes cosas positivas y muchos aprendizajes:

 

  • Un open space abierto y visible a todos ayudó conectar de manera visual con  los colaboradores, incluso cuando el manager no se encontraba en la sala de venta con el vendedor.
  • Se incrementó de manera considerable las interacciones entre managers y entre vendedores, al estar este en el paso hacia los baños.
  • Al ser un open space fuera de la sala de ventas, ayudó a poder focalizar y profundizar en las tareas que no se realizaban en la sala de ventas.
  • Aumentó el sentimiento de pertenencia al tener una interacción fácil y directa entre los managers y tener espacios donde hacer un seguimiento de manera visual de nuestro trabajo colectivo.
  • Ayudó a tener más metro cuadrado en tienda dedicado a la venta.
  • Los managers incrementaron su visión sobre lo que pasaba en la tienda en tiempo real al estar el open space en altura.
  • Incrementó el sentido de corresponsabilidad.

 

Hoy en día se calcula que al menos el 70% de los trabajadores en EEUU trabajan en open space, siendo punta de lanza desde hace años las empresas tecnológicas asentadas en Sillycon Valley. El principal beneficio por el que dicen trabajar de esta manera es el de que estos espacios abiertos de trabajo incrementan la productividad, la innovación y el bienestar de los equipos. El caso más famoso y extremo es el del nuevo mega-openspace de las nuevas oficinas de Facebook, donde Mark Zuckelgberg busca que sus empleados tengan momentos serendípicos.15CAINJP2-popup

Picaso dijo una vez que; “Sin una gran soledad, ningún trabajo serio es posible” y es que las grandes ideas, productos, libros y obras de arte, han nacido desde sitios más bien alejados, tranquilos e incluso trascendentales.

 

Los estragos que provocan las distracciones en el cerebro cuando este trata de finalizar una tarea son devastadores y las consecuencias para los negocios incalculables. En las sociedades industriales, calcular el producto ó valor que generaba cada trabajador era fácilmente medible; si  en un mes producías 20 bienes o productos podías haber hecho bien o mal tu trabajo dependiendo de los objetivos que tuvieras. Para los trabajadores de la sociedad del conocimiento, cuantificar el valor que aportan a sus organizaciones no es tan obvio y ello repercute tanto en la productividad de la organización como al desarrollo y mejora del trabajador. ¿Cuánto había desarrollado a mis managers en un mes? De la cifra de negocio que habíamos logrado aumentar en ese mes; ¿qué parte se debía directamente al valor que yo había aportado? Poner foco en aquellos “productos”  tareas, proyectos que aportan un verdadero valor y que son el significado de porqué existe nuestro oficio es crítico para conseguir tener éxito en la sociedad del conocimiento actual.

 

Poner foco también ayuda desde un punto de vista neurológico como argumenta Carl Newport en su libro Deep Focus, ya que dependiendo donde pones foco y qué ignoras, depende tu calidad de vida. Así pues, Carl argumenta que en una sociedad profundamente distraída, aquellos que sean capaces de concentrarse en producir “outputs” de alto valor serán los profesionales mejor recompensados económicamente y en el desarrollo de su carrera profesional.

15CAINJP1-jumbo

<<Quien eres, que piensas, qué sientes, qué haces, qué amas, es la suma de dónde pones tu foco>> Winifred Gallagher

 

Otro científico que avala la teoría de poner foco en una sola tarea es Mihaly Csikszentmihalyi, que en su libro <<FLOW>> nos describe como el ser humano es capaz de alcanzar altos niveles de ejecución y felicidad a través de actividades que requieren una alta demanda de concentración.

Aislarse y concentrarse pues son dos acciones necesarias y muy humanas, que nuestro cerebro necesita para poder trabajar en tareas que requieren de una demanda cognitiva grande. Cuando pienso en las consecuencias que tuvo elegir trabajar, solamente, en open space, llego a las siguientes conclusiones:

 

  • Yo mismo me convertí en el primer ladrón de tiempo de mis managers. La sensación de “disponibilidad” que  me ofrecía este espacio, de mi equipo, y el ser su “jefe” , hacía que  inconscientemente preguntara e interrumpiera de manera constante y abusiva.
  • Aunque más aislado, el nuevo open space seguía teniendo ruído y personas entrando y saliendo de la sala, con lo que había una pérdida de foco y productividad en el trabajo que las personas estaban desarrollando.
  • No creo que nada creativo e innovador saliera de una sala con ruido y distracciones.
  • Al no poder concentrarse, estoy seguro que los managers desarrollaron un trabajo mucho más superficial del que podrían haber conseguido aislandose.
  • “El que otros vean como trabajo es una medida de justificar que estoy trabajando y un nuevo método de control”

15CAINCOVER-jumbo-v2Andy Rementer

Con toda esta explicación no quiero concluir que los espacios de trabajo abiertos sean buenos o malos. Los espacios abiertos y la interacción entre colaboradores es necesaria para compartir y creo que el buen equilibrio entre los momentos de reflexión, análisis y ejecución, unidos a los momentos de compartir, discutir y llegar a acuerdos, tienen que ver y son el resultado de que podamos proporcionar a los equipos, espacios cerrados y tranquilos, con espacios abiertos y vigorosos.

 

Anuncios

Un comentario sobre “El Cubículo de hamsters II

  1. Gracias por la publicación Enrique! siempre es bueno detenerse a pensar de que manera podemos mejorar nuestra productividad y la de quien nos rodea. saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s